El recurso hídrico

Para llevar a cabo la producción de agua destinada al consumo humano de una manera eficiente hay que conocer la cantidad y la calidad del agua disponible para ser captada.

En cuanto a los datos de cantidad, se dispone de las informaciones proporcionadas por la Agencia Catalana del Agua (ACA) sobre el estado de los embalses.

En cuanto a la calidad, contamos con unos puntos de control a lo largo del río Llobregat  y su sistema de embalses (Sau, Susqueda y Pasteral), donde se realizan controles analíticos para:

  • Tener conocimiento de la calidad del agua captada por las plantas y la certeza razonable de que es la adecuada para asegurar la posibilidad de su tratamiento. t
  • Prever empeoramientos puntuales de la calidad (vertidos, roturas de colectores, bajadas de caudal, etc.) o a medio plazo (sequías, afloramientos de algales…).
  • Realizar un servicio de seguimiento y alerta ante un empeoramiento de la calidad.

ATLL Concesionaria realiza las tareas de muestreo y perfiles de calidad en profundidad en el interior de los embalses, realizando un importante número de determinaciones analíticas químicas en el laboratori. Además, coordinado por la Universidad de Barcelona, ATLL Concesionaria recibe asesoramiento limnológico y resultados de analíticas muy especializadas, realizadas por la Universidad de las Islas Baleares (taxonomia algal) y por la Universidad Complutense de Madrid (investigación de cianobacterios y analítica de toxicidad de aguas). Con esta información, ATLL Concesionaria gestiona la captación del agua de los embalses, por medio de compuertas a diferentes profundidades de las torres de captación que se encuentran en los embalses de Sau y Susqueda, para disponer siempre del agua prepotable de mejor calidad y tratarla después en la ETAP del Ter.