Desalinizadora de la Tordera

Con la desalinizadora de la Tordera se pretende garantizar y complementar las demandas de agua potable en la red de ATLL, incorporando 20 Hm3/año de agua de mar desalinizada, con una capacidad de 57.600 m3/día de caudal medio.

En 2002 se puso en marcha la desaladora de la Tordera, con una capacidad para producir 10 hm3/año de agua potable, y Acciona Agua ha diseñado, construido y financiado la planta.  

Fruto de la sequía vivida durante 2007 y 2008 la Agencia Catalana del Agua promovió el proyecto de ampliación de la planta, pasando así a producir 20 Hm3/año, y permitiendo el suministro de agua potable a una población superior a 300.000 habitantes.

Durante la ampliación se han instalado cámaras hiperbáricas rotatorias, una nueva generación de sistemas de recuperación de energía que permiten reducir entorno a 0,3 kilovatos por metro cúbico producido. Además, la planta cuenta con una planta piloto donde se validan previamente las nuevas tecnologías aplicadas en futuras centrales.

El destino final del agua producida se reparte entre los municipios de la zona costera de la comarca de la Selva que abarca Balnes, Lloret de Mart y Tossa de Mar, el Maresme Norte, con las poblaciones de Palafolls, Arenys de Mar, Arenys de Munt, Canet de Mar, Malgrat, Pineda, Sant Cebrià de Vallalta, Sant Iscle, Sant Pol de Mar y Santa Susanna, y la potabilitzadora del Ter, todo ello sin necesidad de agotar el caudal de los ríos Ter y Tordera.